jueves, 12 de enero de 2017

Me llamo Lucy Barton de Elizabeth Strout


Resultado de imagen de me llamo lucy barton

Edición: Duomo Nefelibata
ISBN:9788416261918
Páginas: 208
Precio: 16,50 €


Fragmento:

"Nos recordó que nunca sabíamos y nunca sabríamos cómo sería comprender plenamente a otra persona. Parece una idea sencilla.... Pensamos, siempre pensamos: ¿qué hay en una persona que nos hace detestar a esa persona, que nos hace sentir superiores?"











Lucy se encuentra ingresada en un hospital tras ser operada de apendicitis, lejos de sus dos hijas pequeñas y su marido, tiene que soportar la soledad durante las semanas que dura su convalecencia. Pero un día aparecerá su madre para visitarla, con quien llevaba más de 7 años sin saber nada. Con una infancia marcada por la pobreza y la falta de amor en su familia,  Lucy se enfrentará al pasado y al futuro, y a todas aquellas relaciones que le han marcado en su vida, mientras conversa con su madre durante cinco días.

OPINIÓN

Cada vez le doy más vueltas a la cabeza y he llegado a la conclusión, después de meditarlo detenidamente, que tal vez se deba a que no estoy en el momento de leerlo. Yo, como persona que siente y piensa (tal vez demasiado), mis circunstancias personales me impiden poder adentrarme en esta historia y conectar con los personajes y el libro. Parecerá estúpido pero esa conexión la necesito para leer este tipo de novelas.

En cada historia siempre hay algún aspecto o característica de los personajes que destacas o que te sientes identificada y es lo que te impulsa a leer. 
Decir que empecé el libro en el pecado, en el sentido de que era tal el ‘boom’ que le estaban dando escritores de este país e internacionales, que no pude evitar comprármelo para satisfacer esa necesidad que por el momento no ha hecho. No he quedado satisfecha, más bien decepcionada. Lo calificaban como el best seller del momento en todos los medios, aunque no siempre hay que guiarse por esta etiqueta que algunas veces es hasta sensacionalista.

Pero todo esto no quita que no pueda opinar. Dejando aparte mis problemas,  se trata de una obra fácil de leer y muy bien escrita, en el sentido de que a través de la conversación entre Lucy y su madre, la protagonista hace saltos en el tiempo para explicar esa escasa relación con su familia, y muchas otras que tuvo con amantes pasajeros, su marido y sus hijas.

Durante nueve semanas, ingresada en un hospital tendrá que lidiar con el pasado, el presente y el futuro. Todo ello ambientado en los años 80, una época de cambios, liberación y trágicamente afectada por el SIDA. Este último es un tema que la autora recalca mucho en el personaje protagonista.

Uno de los aspectos curiosos es que Lucy es escritora y resulta interesante ver cómo va descubriendo esa faceta y la manera que tiene de ver las cosas. Hay una conexión entre la literatura que se ve en sus clases de escritura creativa, y llegará un cierto momento que cuando leas pienses que es la autobiografía de la escritora, porque parece esa la intención pero no es así, para nada tiene que ver con Elizabeth Strout. La autora se dirige en ocasiones al lector, lo que hace que se caiga en esa confusión de a quién está hablando.

Además, destacaría la falta de profundidad de los sentimientos entre madre e hija, que en ciertos momentos se vuelve frustrante y exasperante, porque quieres más. Quieres destapar lo que hay debajo y sentirlo.


No estoy en el momento de leerlo, a lo mejor dentro de cinco años o un poco menos lo retome e intente encontrar esa conexión. Espero que el tiempo me dé la madurez necesaria para hacerlo y no dejar en el olvido esta obra que posiblemente en un futuro me ayude a tapar esos agujeros que por el momento soy incapaz de hacerlo.