sábado, 24 de septiembre de 2016

El Señor de las Moscas




Edición: Alianza Editorial
Páginas:286
ISBN: 9788420674179
Precio: 10,20€

Fragmento:
 "Frente a Simon, el Señor de las Moscas pendía de la estaca y sonreía en una mueca. Por fin se dio Simon por vencido y abrió los ojos; vio los blancos dientes y los ojos sombríos, la sangre… y su mirada quedó cautiva del antiguo e inevitable encuentro. El pulso de la sien derecha de Simon empezó a latirle."




En una isla desierta, conviven un grupo de niños alejados de cualquier autoridad posible, tendrán que aprender a sobrevivir. Lo que comienza siendo un inocente juego, acabará por convertirse en el propio infierno. Una gran obra llena de metáforas y realidades.

OPINIÓN


¿Hasta dónde puede llegar la crueldad del ser humano? Es una de las preguntas que se puede cuestionar después de leer este libro. Cómo unos niños inocentes que no han adquirido la madurez y se ven enzarzados en una situación crítica en la que pierden toda esa inocencia y terminan por comportarse como salvajes. 
Estos comportamientos que empiezan a ir evolucionando a lo largo de la trama se asemejan a la manera de actuar de los adultos, en la forma de organizarse, de maltratar e infravalorar a los que más saben en favor de aquellos que tienen mayor fuerza física y creen que la solución a todos los problemas está ahí. Un claro ejemplo es Piggy y Jack, dos polos opuestos. Y cómo finalmente termina por caer Piggy, que personalmente es una escena muy trágica porque al fin y al cabo son meramente niños que han vivido experiencias traumáticas y que demuestran la barbarie de la sociedad.
Cada uno de los personajes tiene un perfil diferente, puesto que simbolizan aspectos de la sociedad contemporánea. Ralph representa el orden y la civilización; Piggy, la razón y la cordura de la sociedad; Jack, el deseo de poder y la maldad; Roger, la crueldad y el sadismo  y Simon, la bondad natural del hombre.
También es muy interesante la evolución que hay a lo largo del libro en la manera que tienen de organizarse, en la que hay un líder que es el que manda por decirlo así pero de forma sabía junto con un consejo, las decisiones se toman en conjunto entre todos los niños pero finalmente se ve cómo chocan los intereses e ideales de algunos de ellos y quieren acabar con el orden establecido en un principio. Dando lugar a una ruptura del grupo y una consecuente lucha por el poder.
En general, me ha encantado conozco a gente que cree que es una novela un poco bruta, pero pienso que está muy bien porque plantea una realidad y sobre todo hace pensar al lector o lectora de aquellos problemas que se plantean. Me han dicho que la película está igual de bien, así que la añadiré a mi lista de imprescindibles. 

Nota: 9/10