jueves, 20 de agosto de 2015

El mito del "best seller"

Al parecer, ahora cuando se escucha hablar de "best seller", es todo un fenómeno y el libro tiene que ser impresionante y seguro que emocionante. Pues bien en este post os voy a explicar, que el mito del "best-seller" puede resultar alguna que otra vez una farsa.








Dicen que para encontrarse a uno mismo, primero hay que perderse. Por eso os invito a que viajéis por otros mundos. Un mundo es un libro,  cada uno de ellos cuenta una historia diferente que os hará sentir  emociones (desde llorar como una magdalena hasta "mearse" de la risa). 

Se termina promocionando tanto los "best seller", que terminamos todos  leyendo lo mismo y haciéndole sombra a otras grandes novelas que son un clásico y seguramente mejores que los "best seller". Véase " 50 sombras de Grey" o " Crepúsculo", era tanta la emoción sobre estas novelas, tenían en general una crítica media. Pero lo que atraía era que se habían vendido muchísimos ejemplares en todo el mundo (pasa ser exactos, sumando en total las dos sagas han vendido cerca de 170.000.000, si increíble), y terminó siendo un revolución, que ha mucha gente decepcionó porque al final resultó ser una  .
Además tened en cuenta que esta clase de obras son temporales, suben tan rápido como bajan, igual que la espuma, ejemplo es "Crepúsculo", que ya casi no se sabe nada de él, ni de su autora.

Bueno, también es cierto que hay libros que son "best seller", y tengo que reconocer que están muy muy bien. Realmente no suelo leer mucho los "best- seller", porque soy más de los libros clásicos o de otros estilos, pero sin duda os recomendaré un libro muy "top" de este verano que se llama " La chica del tren" de Paula Hawkins, ahí lo dejo, si os interesa investigad. Solo diré que esta obra es de 10 ( más adelante le dedicaré su post).

Y con todo este rollo que os he contado, pretendo que cuando vayáis a comprar un libro, no solo os guiéis por el apartado donde se encuentra un cartelito que pone "los más vendidos", sino que holgazaneéis  por la tienda buscando por las posibles temáticas, o incluso preguntándole al personal de la librería, porque os pueden sorprender las recomendaciones que nada tienen que ver con los libros de siempre.
Esta es mi opinión, cada uno es libre de opinar lo que quiera.